sábado, 22 de agosto de 2015

Añorando el Pasado que no Fue

En la actualidad venezolana, muchos extrañan las cosas buenas existentes antes del 2 de febrero de 1999…comparadas con el año 2015. Refrescar la memoria es un ejercicio positivo y realizado por pocas personas, para ver en la justa medida el balance del pasado con respecto al presente.

Antes de la llegada al poder – por la vía electoral el 6 de diciembre de 1998 - del chavismo, los partidos políticos eran instituciones que estaban pasando por un proceso de implosión en el cual sus directivas evitaron o retrasaron cambios dentro de ellos, se desconectaron de la realidad de sus militantes y fomentaron una cultura del clientelismo. No fueron ejemplo de vivir con humildad ni empatía, aunque es importante destacar que hubo ejemplos honrosos de líderes con seriedad y sensatez. La reducción de la diversificación de la economía nacional desde 1974 al presente, acentuó la dependencia en la renta petrolera y trajo como consecuencia la dependencia de las divisas que genere el Estado. Los controles cambiarios de RECADI (1983-1989) y CADIVI (2003 al presente) trajeron prácticas perversas en la asignación de las divisas extranjeras. La diferencia entre ambos controles radica en que hasta 1999  había respeto a la independencia de poderes entre el Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Se inició un proceso de descentralización gradual desde 1979 con la elección separada de los Concejos Municipales de los comicios generales. En 1989 se creó la figura de los Alcaldes, los cuales serían electos junto con los Gobernadores por voto universal directo y secreto. Los avances de la descentralización entre 1989 y 1998 fueron positivos, cada región se encargaba de los centros de salud y vías de comunicación de la mano con el poder Ejecutivo Nacional. La construcción de industrias básicas, escuelas, centros de salud, universidades y tecnológicos, fomento de instituciones de educación (media, diversificada y profesional) privados, embalses, electrificación de ciudades, pueblos y caseríos, entre otros, son los grandes logros del período de cuarenta años previos al chavismo, que trajeron 40 años de avance social a pesar de las adversidades.

Había plena producción nacional en rubros como café, arroz, carne, legumbres, hortalizas, harina de maíz precocida, leche, otros; productos de higiene y aseo personal de diversas marcas; posibilidad de acceder a la adquisición de vehículo y vivienda, a pesar de la inflación.

Hubo errores, hubo muchos más aciertos de los que se han querido obviar, no todo era perfecto pero sí mejorable. Lo que se sí añora es que había menos criminalidad que en la actualidad, más abastecimiento de productos básicos, más oportunidades para todos en la medida de las posibilidades de cada quien. Eso sí es lo que debe volver, junto con la independencia de poderes públicos y los avances obtenidos con menos recursos económicos invertidos eficientemente. El clientelismo, populismo y rentismo deben ser erradicados de forma gradual en nuestra cultura, así como las prácticas de relegar el disenso y a la generación de relevo en el liderazgo en toma de decisiones dentro de las organizaciones político-partidistas que ayuden a su mejoramiento continuo.

El Arte de Manipular

Manipular en el sentido negativo aplica a esta acepción que menciona la Real Academia Española en el siguiente enlace http://lema.rae.es/drae/?val=manipular: “3. tr. Intervenir con medios hábiles y, a veces, arteros, en la política, en el mercado, en la información, etc., con distorsión de la verdad o la justicia, y al servicio de intereses particulares”.

En cualquier ámbito hay que estar atento a esta acepción, para evitar controversias generadoras de conflictos innecesarios. El asumir la responsabilidad de las acciones – buenas y malas – es un momento incómodo para cada quien, pero necesario para resolver las dificultades que se presenten en el camino.

A lo largo de la Historia, los problemas se generan por inconvenientes en la comunicación, por ello hay que ser suficientemente cuidadoso en el uso de la llamada telefónica, correos electrónicos, mensajes de texto, redes sociales (Whatsapp, LinkedIn, otras) para que el emisor transmita datos que le brinden información al cliente y este a su vez retroalimente.

Las relaciones proveedor y cliente tienen por finalidad que el primero le brinde un producto o servicio al segundo, en condiciones justas de atención, costo y tiempo. Una omisión o error puede traer consecuencias en la gestión que el proveedor le esté realizando al cliente, el cual es el centro y fin de una relación comercial. Ambas partes son aliados en un fin común: mantener un flujo de negocios de manera prolongada. Si alguna de las partes evita asumir sus equivocaciones y/o responsabiliza a la otra, lo más sensato es terminar la relación comercial. La decisión consciente de prescindir de un proveedor debe justificarse en indicadores objetivos – la pérdida monetaria, tiempo de respuesta - y acciones que impidan la fluidez dentro de la relación comercial.

Excusarse y no enmendar los errores traerán como consecuencia problemas en la vida profesional y personal de quienes actúen sin ética ni moral. 

sábado, 25 de julio de 2015

Los Extremos

Si bien el título de esta entrada pareciera indicar análisis sobre la realidad política venezolana, se equivoca porque trata sobre un aspecto de la vida al momento de defender nuestras creencias religiosas con respecto a otras. La religión es una herramienta para generar cambios positivos en los seres humanos, siempre y cuando prive el bien mayor que es el crecimiento espiritual. El catolicismo es la principal fe que se profesa en Venezuela, tiene carácter universal y está basada en la Biblia.
 
Tomando este punto de partida, todo feligrés católico tiene obligaciones entre ellas predicar (con verbo y acción) el evangelio, cumplir con los mandamientos de la Ley de Dios – el más importante “amar al prójimo como a uno mismo” – y los Sacramentos.
 
El matrimonio en Venezuela es una institución formada de la unión entre un hombre y una mujer. Al concubinato (unión de hecho) entre un hombre y una mujer se le reconocen derechos del matrimonio en materia patrimonial. Sin embargo, las uniones entre parejas del mismo sexo no habían estado contempladas legalmente hasta la última cuarta parte del siglo XX, obteniendo en diversos países de Europa (Holanda, Francia, otros) el estatus de matrimonio, con los mismos derechos y deberes que el matrimonio entre un hombre y una mujer. Los debates sobre el matrimonio igualitario en Venezuela han generado debates dispersos, muchos cayéndose en el irrespeto hacia las parejas del mismo sexo. Particularmente yo discrepo que el matrimonio dejase de ser la unión entre un hombre y una mujer por dos razones: la fe católica que profeso y todo menor de edad debe tener un padre y una madre, sin importar el estado civil ni la preferencia sexual de ambos. Hay opciones para denominar las uniones entre personas del mismo sexo, en las cuales tengan pólizas de seguro conjuntas (salud, patrimonial, otras) y derecho a heredar (patrimonio, pensiones o jubilaciones).
 
Es lamentable que se defienda al matrimonio usando epítetos en contra de la comunidad de lesbianas, gay, bisexuales y transgénero (LGBT). Soy heterosexual y defiendo el matrimonio en base a la unión entre un hombre y una mujer con el fin de compartir un proyecto de vida, formar una familia y seguir con la continuación de la especie humana. El catolicismo respeta el libre albedrío de los demás seres humanos sin sentenciar sus decisiones sentimentales ni proyectos de vida, porque el Juez de Jueces es Dios Padre. De lo contrario, se sería el extremo que siempre se critica por no analizar las aristas de una situación ni buscarles solución.

Saliendo al Paso

Esta entrada es muy personal, con respecto a las anteriores. En ocasiones, se tiende a decir la expresión “saliendo al paso” para indicar el fin de un(os) momento desafortunado(s), con adversidades y continuar con la cotidianidad de la vida. Ahora bien, los seres humanos tenemos defectos y virtudes para reflexionar, equivocarse, ser asertivo y empático.
 
En cualquier relación siempre ocurren altibajos por acción u omisión de una o ambas partes, se generan problemas que puedan generar controversia y con una comunicación fluida, sin prejuicios ni malas actitudes, se pueden solventar. Sin embargo, ¿qué ocurre cuando la gente se encarga de resaltar solamente los defectos de sus semejantes sin reconocer ni un ápice de sus virtudes? Al solo centrarse en los defectos, se generan disputas estériles y/o alejamientos de las personas.
 
Hay que aprender a convivir con defectos y virtudes propias y ajenas, de lo contrario estaríamos aislados, desmembrados de los diferentes círculos de socialización. Las controversias se deben dirimir en un ambiente de justicia y respeto, donde las diferencias personales no afecten los objetivos de cualquier institución – la familia, las organizaciones con y sin fines de lucro – para que esta se fortalezca y mantenga.
 
En ocasiones las personas me llaman “imprudente” o “muy imprudente”, lo cual es válido. Sé reconocer mis errores – es difícil, pero se hace – y aciertos. Mis respuestas en el pasado eran de indignación absoluta, pero he aprendido en la vida que se debe saber usar con moderación la imprudencia para resolución de conflictos. La gente es libre de pensar y decir lo que quiera, eso sí, a pensar bien en las consecuencias de lo pensado y expresado, evitando así incurrir en lo que se le critica a otros.

miércoles, 8 de julio de 2015

Cumplo las normas según…

La situación venezolana ciertamente ha presentado dificultades para la calidad de vida de los ciudadanos de esta hermosa tierra. Sin embargo, hay unos aspectos que se deben mantener presentes:

  • Cumplir con las normas mínimas del buen hablante y del buen oyente.
  • Evitar emitir comentarios malsanos sobre otras personas.
  • Mantener limpias sus viviendas y las áreas comunes.
  • Estacionarse en donde esté permitido y abstenerse de hacerlo en donde esté el rayado amarillo.
  • Pagar sus obligaciones puntualmente y hacer un presupuesto para evitar caer en morosidad.
  • Exigir en bloque y por escrito a las autoridades competentes el cumplimiento de los servicios públicos.
  • Cumplir con las leyes y los reglamentos dentro y fuera del País.

A los humanos nos cuesta ser reflexivos y autoevaluarnos. Es difícil reconocer las equivocaciones, también los éxitos individuales y colectivos. ¿Cómo se puede convivir en paz? Cumpliendo con las normas del buen hablante y oyente, respetando las normas de tránsito, cediendo el puesto a quien lo necesite en una unidad de transporte público, botando la basura en lugares destinados para tal fin, pagando puntualmente los impuestos y demás obligaciones (tarjetas de crédito, condominio, otros).

¿Por qué los venezolanos se portan mejor en el extranjero? Porque afuera hay sanciones de las autoridades que hacen cumplir las leyes. En Venezuela, depende de la municipalidad donde se esté.

¡Los venezolanos tenemos cualidades! Pero también hay asuntos por resolver como individuos y colectividad de ciudadanos dentro y fuera de nuestras casas. Al actuar todos bien, iniciaremos el cambio deseado en Venezuela, con el cerebro y sin necesidad de recurrir a las gónadas.

jueves, 28 de mayo de 2015

Preguntas


Los jóvenes están formulándose planteamientos acerca de las oportunidades que pueden existir a futuro en Venezuela y si estas tienen concordancia con el plan de vida. Hay quienes desean iniciar su vida laboral como empleado para luego ser empresario, otros quieren iniciar emprendimiento y así sucesivamente, pero ven más dificultades que incentivos.

Por lo anterior, se plantearán interrogantes acerca de lo positivo y negativo en Venezuela:

  1. ¿Siempre ha habido esa sensación de que la viveza criolla es lo principal para alcanzar el éxito y mantenerlo?
  2. ¿Emigrar significa tener éxito?
  3. ¿Permanecer significa tener éxito?
  4. ¿Disentir es un delito?
  5. ¿Por qué hay distorsiones en la economía nacional?
  6. ¿Por qué es difícil mantener acuerdos de palabra?
  7. ¿Se tendrá éxito sin herramientas obtenidas de la Educación?
  8. ¿Cómo se puede contrarrestar tanta negatividad?
  9. ¿Cómo se fomenta el emprendimiento dejando de lado las dádivas a las personas más desfavorecidas?
  10.  ¿Cómo resolver el desabastecimiento y la inseguridad personal?
La idea es generar debate con sí mismos y sus semejantes sobre lo que se debe hacer para mejorar desde cada uno de nosotros desde adentro hacia afuera. Siempre hay oportunidad para mejorar nuestra vida individual y en sociedad, con actitudes positivas tales como tratar bien a la familia, los vecinos, compañeros de trabajo, amistades, conocidos, desconocidos y personas desagradables. Es una labor día a día, que tomará al menos dos décadas, pero nunca es tarde para comenzar, dentro y fuera de Venezuela.

martes, 5 de mayo de 2015

Éramos Felices Comparando Con...

Se dice con frecuencia en la Venezuela gobernada por el chavismo desde 1999 al presente que antes “éramos felices y no lo sabíamos”. Se apela a la memoria selectiva, con la cual se recuerda lo que más convenga. Ejemplos sobran pero se centrará esta entrada en poner en justa medida la expresión citada entre los años 1979 y 1989.
 
Durante el período constitucional 1979 – 1984 gobernó el presidente Luis Herrera Campíns con el apoyo del partido socialcristiano Copei y otros. Este lapso de tiempo se conoce por el intento de liberalizar gradualmente la economía, la reforma del Código Civil (vigente) y la enmienda N° 2 de la Constitución de 1961 aprobadas en 1982, la inauguración de la Línea 1 del Metro de Caracas el 1 de enero de 1983, la devaluación de la tasa de cambio realizada el 18 de febrero de 1983 y la formación de la Oficina de Régimen Cambiario Diferencial (RECADI) que coordinaría el control cambiario. Los hechos de corrupción generados como el caso de Vinicio Carrera y el endeudamiento con bancos internacionales.
 
En diciembre de ese año, se elige a Jaime Lusinchi como presidente de la República para el período 1984 – 1989, con el apoyo del partido Acción Democrática. Se mantuvo el control cambiario durante todo el quinquenio generándose consecuencias negativas por hechos de corrupción en la asignación de la divisa extranjera a precios preferenciales, se inauguró la Línea 2 del Metro de Caracas, se reforzaron los controles de precios y cambio de divisa extranjera, se promovió al talento artístico nacional, se defendió la soberanía nacional 1987 ante la incursión de naves colombianas en aguas del Golfo de Venezuela denominada “Crisis de la Corbeta Caldas” y se nombró la Comisión para la Reforma del Estado (COPRE), con la cual se inició el trabajo para establecer las recomendaciones del nuevo marco legal apropiado para la descentralización política y administrativa para la elección por el voto universal, directo y secreto de los gobernadores de los estados, la creación de las alcaldías y elección de burgomaestres.
 
En estos 2 períodos constitucionales se mencionaron algunos de los hechos positivos y negativos relevantes. Los ciudadanos con edades comprendidas entre 60 y 85 años, no vinculados a la administración pública, refieren que en esa época comparada con el período de 1999 al presente, el dinero rendía más, la inflación estaba controlada, había más seguridad en las calles. ¿Son ciertas estas afirmaciones del grupo de ciudadanos mencionados? ¿Había conciencia de protestar como en el período de 1999 al presente? ¿Por qué en el período de 1999 al presente solo se aumenta el salario mínimo y no se otorga un aumento general de sueldos y salarios? Sin duda hubo avances sociales y políticos, pero hubo errores que han puesto en riesgo la continuación de la democracia venezolana, entre ellos el depender exclusivamente de la renta petrolera, fomentar el populismo y reformar tardíamente las instituciones del Estado Venezolano.
 
 
Fuentes consultadas:
 
Jaime Lusinchi.
 
Luis Herrera Campíns.
 
Francisco Ramírez Ramos.