domingo, 13 de abril de 2014

Las Colas

La Real Academia Española (RAE) define cola1 como: “10. f. Hilera de personas que esperan vez”. Ahora bien, en la Ingeniería Industrial los sistemas de colas sobre procesos específicos se representan a través de modelos matemáticos. Todo ello se traduce en buscar alternativas para reducir el tiempo de espera de los clientes – usuarios ante una transacción en un ente determinado, con recursos (servidores) disponibles. Los ejemplos clásicos para explicar un sistema de colas son:
  • Una entidad bancaria, la cual presta diversos servicios a los clientes (taquillas para depósitos–retiros de dinero, transacciones personales, otros) con cajeros automáticos, Cajeros y Promotores durante la jornada laboral.
  • Un centro de salud en el cual hay pacientes (usuarios) y profesionales de la salud, equipos e insumos (servidores) que brindan servicios programados (citas, cirugías electivas), emergencias (ambulatorias, quirúrgicas).
  • Un supermercado donde los clientes buscan productos, los servidores son el personal disponible para atender las necesidades. 
  • Una fábrica como cliente, que requiere insumos de sus proveedores como servidores, para manufacturar productos y esta a su vez, pueda proveer a sus respectivas cadenas de distribución.
El Centro Nacional de Comercio Exterior (CENCOEX) es el ente encargado de la administración de las divisas en Venezuela, por lo cual es el servidor, mientras que las empresas públicas y privadas (de diversos ramos) son los clientes, cuyas transacciones son las solicitudes de autorización de adquisición de divisas (AAD), obtenidas con requisitos previos. El proceso se resume de la siguiente manera:
  • Con la aprobación de las solicitudes de AAD, las empresas pueden solicitar crédito de noventa (90) días para el despacho de las mercancías desde el país de origen hacia Venezuela.
  • Los clientes reciben la carga entre cuarenta y cinco (45) y sesenta (60) días.
  • Sus proveedores reciben el pago, una vez el CENCOEX reciba el cierre de la importación y emita la solicitud de Autorización de Liquidación de Divisas (ALD), en más de doscientos (200) días.
  • Los proveedores le cierran las líneas de crédito a los clientes por el incumplimiento en el lapso de pago.
Lo anterior refleja las dificultades del sector productivo para mantener operaciones y abastecer a las cadenas de distribución. Estas a su vez ven limitadas su capacidad de poder atender a sus clientes (usuarios), lo cual trunca el sistema de líneas de espera. ¿El gobierno nacional podrá revertir gradualmente esta situación?

Entre tanto, se presentan situaciones cíclicas de abastecimiento y de escasez con determinados productos. Se están aplicando medidas para flexibilizar el control de divisas gradualmente, lo que redunda en soluciones a los problemas de desabastecimiento en el mediano y largo plazo.

lunes, 7 de abril de 2014

Ser Ingeniero Industrial en Venezuela



La Ingeniería Industrial data de 1958, con la creación de la Facultad de Ingeniería Industrial en la reapertura de la Universidad de Carabobo en Valencia, futura capital industrial de Venezuela. Es una profesión que involucra aspectos como la planificación y programación de la producción, supervisión de personal, gestión de la cadena de suministro, ergonomía, mejora continua, higiene y seguridad industrial, estudios de tiempo, evaluación de proyectos de inversión, administración de empresas y formulación de modelos matemáticos sobre situaciones cotidianas de la industria. Posteriormente surgieron nuevas escuelas en otras instituciones tales como la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), La Universidad del Zulia (LUZ), Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET), Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda (UNEFM), Universidad de Oriente (UDO), Universidad Nacional Abierta (UNA), Universidad Nacional Experimental Politécnica Antonio José de Sucre (UNEXPO), Universidad José Antonio Páez (UJAP) y varias más.

La Ingeniería Industrial tiene mucha relación con los elementos capital, tierra, máquina y trabajo, también estudiados por la Economía. Una de las premisas de la profesión es la siguiente: “todo aquello que no se mide, no puede ser gestionado”. Se deben armonizar los recursos escasos disponibles para el logro de las metas organizacionales, tomando en cuenta el factor humano dentro del proceso de manufactura o de servicios. Así mismo, se deben realizar las labores en un ambiente de respeto y firmeza en el logro de cada una de ellas.

Ahora bien, la Ingeniería Industrial brinda respuesta a los problemas que se puedan presentar en el corto, mediano y largo plazo dentro de las organizaciones, en interdependencia con otras importantes profesiones como las demás Ingenierías (Mecánica, Química, Civil, otras), Relacionistas Industriales, Contadores Públicos, Administradores, Economistas y muchas más.

¿Cuál es el rol de esta disciplina de 46 años de existencia en la Venezuela actual? Proponer al Gobierno Nacional la reactivación de empresas privadas en las ciudades con parque industrial, las cuales generarían empleos directos e indirectos, incrementándose el número de inscritos en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) y el Banco Nacional para Vivienda y Hábitat (BANAVIH) y tomando en cuenta la necesidad de reformar la Ley Orgánica del Trabajo para el Trabajador y la Trabajadora (LOTTT) de 2012. Dicho texto legal requiere reformas en la creación de estabilidad laboral, protección a los emprendedores, profesionales en el libre ejercicio de la profesión, balanceo de los deberes y derechos del patrono, trabajador y el estado, así como la eliminación de la inamovilidad laboral.

sábado, 22 de marzo de 2014

Actitudes y Aptitudes del Venezolano



Son muy conocidas las actitudes que los venezolanos tienen para enfrentar retos en cualquier ámbito y los resultados positivos a obtener. Ser despiertos, cordiales, amables, rudos cuando sea necesario, honrados, hospitalarios, son algunas de las actitudes más destacables que ayudan en ese sentido.

Ahora bien, es necesario destacar actitudes negativas que impiden una buena convivencia ciudadana, tales como: la creación de discordia; el mantener sucias las áreas comunes de los conjuntos residenciales, las calles y avenidas donde residen lanzando basura y desechos orgánicos (heces y orine de perro) inconscientemente y resolver los problemas individuales en claro irrespeto hacia los demás.

Entre las aptitudes están el resolver las situaciones en escaso tiempo, rendir el presupuesto familiar, usar la creatividad para consumir apropiadamente recursos escasos, llegar más rápido a un destino usando transporte público que el particular, caminar en los rincones menos sospechados con el propósito de adquirir algún bien o servicio, tener dos actividades lucrativas o más en el ingreso personal - familiar y encontrar la ruta más corta para llegar a un destino.

Sin embargo, las aptitudes son usadas por los ciudadanos en el incumplimiento sutil de la ley, en trámites tales como introducción de documentos ante registros (mercantiles, principales y subalternos) y notarías públicas, en las dependencias de identificación y cedulación, obtención fraudulenta de pensiones de vejez, el colearse en las colas de farmacias, cajas registradoras en los supermercados, otros. A lo anterior, se le añade la omisión del pago de impuestos municipales y aseo urbano en algunas ciudades.

Es justo y necesario corregir el uso negativo de las aptitudes gradualmente, evitando explicarse en el argumento “si los demás lo hacen, yo también puedo hacerlo” y potenciar las actitudes positivas, tomando en cuenta el contexto externo imperante para alcanzar el mayor grado de desarrollo posible. Las nuevas generaciones observan a los adultos y dependiendo de la acciones de estos, se verán los resultados del relevo en el largo plazo.

domingo, 16 de marzo de 2014

Venezuela: ¿País de Despedidas?




Venezuela se encuentra ubicada en el Norte de Suramérica, mejor conocida como “Al Norte del Sur”. En las décadas de los años 40, 50, 60 y 70 del siglo XX, fue tierra receptora de inmigrantes provenientes de Europa, China, Medio Oriente y otros países de Latinoamérica, gracias a las oportunidades de desarrollar campos no desarrollados por los venezolanos. Las causas por las cuales vinieron los oriundos de las regiones mencionadas son variadas, desde la búsqueda de mejorar su calidad de vida hasta establecerse en una nueva patria. El resultado de esta oleada de inmigrantes fue la diversificación de la cultura, participación en la vida comercial y política, trayendo consigo un reconocimiento de un país tolerante a las distintas formas de ver el mundo en un contexto de fraternidad.

A mediados de los años 70 del siglo XX, se comienza a ver un declive progresivo de las condiciones de vida, con desmejora en la economía y los servicios públicos (salud y educación). Los descendientes de los inmigrantes fueron partiendo inicialmente por esas razones, luego por la inestabilidad política, el flagelo de la inseguridad personal y después por la intolerancia política promovida por el Estado desde 1999.  

La inseguridad personal y la falta de oportunidades laborales han sido causales de la emigración no solo de los descendientes de los inmigrantes, sino de venezolanos nativos por más de dos (2) generaciones, con edades comprendidas entre los 25 y 40 años de edad. Ello reduce la fuerza laboral de la población económicamente activa, acentuándose la exportación de puestos de trabajo.


Analizando el aspecto de la inseguridad personal, no es un fenómeno exclusivo de las zonas populares, la clase media o alta. Es un hecho que afecta a todos. Los venezolanos viven con más fuerza las tragedias personales (secuestros express, asesinatos de seres queridos, robo, hurto), lo que hace posible plantearse la siguiente interrogante: ¿Las únicas despedidas son entre los nuevos emigrantes y sus familias? ¿Los ciudadanos se acostumbrarán a ver a una Venezuela como un país de despedidas con sus familias, al salir de sus casas todos los días? La respuesta a ambas interrogantes es un no rotundo. Los venezolanos están condenados a entenderse, con ayuda de mediadores válidos e imparciales, para lograr acuerdos duraderos que redunden en el beneficio de la Nación y sus ciudadanos.